119. Demanda de servicios de Jardinería por parte de la administración

Resumen en 312 palabras, 2 minutos de lectura.

Los servicios de limpieza son contratados regularmente por las administraciones públicas, especialmente los ayuntamientos. 

Una necesidad que se origina en la gran cantidad de espacios y lugares que deben ser mantenidos: parques, jardines, rotondas, parterres, arbolados.

En los primeros cincos meses de 2022 se han adjudicado 747 contratos para atender servicios de jardinería. El equivalente a 15 contratos por provincia.

En tan solo cinco meses de 2022 se licitaron un total de 1.900 millones de euros para atender servicios de jardinería. Contratos que normalmente tienen una duración de dos o tres años. 

Si calculamos la mediana nos resulta que el importe de esos contratos es de unos 85.000 € por cada año de servicio. Unos contratos con unas exigencias y volumen que resultan adecuados para cualquier negocio de jardinería.

Gran parte de esta demanda, nada menos que un 70%, es contratada por entidades locales, ayuntamientos. Algo normal ya que es en los pueblos y ciudades donde surgen las necesidades. 

La mediana de ofertas que recibe la administración por cada contrato que licita es de tan solo 3 ofertas. Una competencia, normal, incluso escasa teniendo en cuanta que un 24% de los contratos convocados solo recibieron 1 oferta.

Estos número podrían dar lugar a considerar que una baja competencia equivale a unos precios desajustados, a que el mercado no tiene interés en trabajar a esos precios. 

No obstante, los datos de estos primeros cinco meses de 2022 dan como resultado que solo 33 contratos han quedado desiertos, un 4% del total de los contratos de este periodo.

Por último, un dato interesante, de enero a mayo esta necesidad de los ayuntamientos fué atendida por 357 contratistas. 

357 negocios de jardinería son el equivalente al 7% del total de negocios de jardinería que hay en España. 

Y esto en solo cinco meses, dos de ellos (enero y febrero) muy flojos. 

Hay mercado. 

Hasta aquí el resumen.

Toda la información que voy a compartir contigo es del año 2022, del periodo que va de enero a mayo. 

Datos recientes, lo que está pasando ahora.

Normalmente para hacer estos estudios uso datos de un año completo, de enero a diciembre. 

Aunque en este caso el tamaño de la muestra, el número de contratos licitados y adjudicados en los primeros cinco meses de 2022, es suficientemente representativo para extraer conclusiones y hacerse a la idea.

Demanda de servicios de jardinería por parte de administración de enero a mayo de 2022.

Durante los primeros 5 meses de 2022 se licitaron un total de 590 contratos relacionados con la jardinería. 

¿Qué engloban los trabajos de jardinería, sobre qué se actúa?

  • Jardines.
  • Parques.
  • Zonas verdes.
  • Parterres.
  • Rotondas.
  • Arbolado.

Casi 600 contratos en 5 meses son muchos contratos, para hacernos a la idea de cuánto es esto, es el equivalente a que en cada una de las 50 provincias se hayan licitado 12 contratos de jardinería, en cinco meses. 

Hay que tener en cuenta, que los meses de enero y febrero son dos de los tres meses en los que se convocan menos licitaciones. 

Sabemos que las licitaciones pueden estar divididas en lotes. De hecho, debería ser lo normal, ya que la administración está obligada a dividir los contratos en lotes.

Cada lote dará lugar a un contrato distinto, y por tanto, cada lote puede tener un adjudicatario distinto.

Es cierto que no todos los contratos son aptos para dividirse en lotes. Hay muchos contratos que no se pueden dividir, en la mayoría de los casos porque ya son suficientemente pequeños.

Por ejemplo: La contratación del servicio de jardinería en el Parador de Turismo de Guadalupe, en Cáceres, que tuvo un presupuesto base de licitación sin impuestos de 10.950€.

La cuestión es que como dividir los contratos en lotes es obligatorio, cada vez encontramos más contratos divididos en lotes.

Y eso es algo muy bueno, muy sano. Dividir los contratos en lotes facilita que los negocios más pequeños puedan acceder a contratos públicos interesantes. 

Además, esto tiene otro efecto, y es que cuando un contrato se divide en lotes se hace interesante y accesible para los pequeños negocios, en la misma proporción en la que deja de ser interesante para las empresas grandes. 

Un ejemplo: los contratos que adjudicó el Ayuntamiento de Almassora, en Castellón, para la limpieza y mantenimiento de zonas ajardinadas, que fue dividido en 5 lotes atendiendo a la ubicación de los trabajos: playas, polígono industrial, edificios públicos, etc.

Teniendo en cuenta los lotes, de enero a mayo de 2022 hubo 747 adjudicaciones, lo que nos lleva a 15 contratos de jardinería por provincia.

Una vez cuantificada la demanda. Hablemos ahora de euros.

En estos primeros 5 meses de 2022 la administración licitó contratos destinados a servicios de jardinería por un importe total de 1.931 millones de euros.

Gran parte de los contratos licitados tienen una duración de dos e incluso tres años.

Lo que quiere decir que de enero a mayo de 2022 las distintas administraciones que licitaron contratos de jardinería previeron un gasto de, aproximadamente y en números redondos, 1.200 millones de euros al año.

Si esta cifra de mil doscientos millones de euros al año, la dividimos entre el total de contratos y lotes, que en números redondos eran unos 750, nos sale un importe medio por contrato de 1.600.000€

Atención con la media, y con los mil doscientos millones de euros, porque tenemos dos contratos del ayuntamiento de Madrid que suman 500 millones de euros, tres del ayuntamiento de Barcelona que suman 120 millones, uno del ayuntamiento de Valencia que suma 75 millones de euros, y otro del ayuntamiento de Santander por 43 millones.

Resumido: hay 170 contratos de más de 300 mil euros al año que distorsionan un poco la estadística.

Por tanto, para hacernos a la idea, en lugar de la media necesitamos calcular la mediana. 

Explicado rápidamente: La mediana no tiene en cuenta los valores extremos, ni los contratos de importes muy altos (esos de decenas de millones), ni los contratos de importes muy bajos (los de unos pocos miles de euros).

La mediana es la media aritmética de los valores centrales de la muestra.

La mediana nos ofrece un número que nos permite afirmar que, de forma aproximada y en números redondos, el importe medio de un contrato para llevar a cabo un servicio de limpieza es de unos 85.000 €

Un contrato de ese importe es asequible para una empresa de 3-4 trabajadores en adelante. Es decir, que es asumible por muchos negocios de jardinería.

Por último, y para acabar de conocer la demanda, podemos añadir que todas las administraciones contratan servicios de limpieza, aunque son las entidades locales, los ayuntamientos, las que encabezan el ranking de la contratación de servicios de jardinería: un 70% de los contratos son licitados por ayuntamientos o sus entidades dependientes.

Por tanto la demanda y el lugar en el que hay que ejecutar el contrato están muy cerca de los negocios, y también muy repartido en el territorio.

Oferta de servicios de jardinería para la administración en España en el periodo de enero a mayo de 2022

A priori podemos esperar que una demanda con esta importancia, tan repartida, debería dar lugar a un volumen de oferta importante. A que un gran número de negocios se interesen por prestar estos servicios a la administración, lo que equivaldría a tener una elevada competencia. 

Al fin y al cabo, la administración paga puntualmente y en general es un buen cliente.

Pues los datos nos muestran una realidad interesante, y es que la mediana de ofertas que recibe la administración por cada contrato que licita es de tan solo 3 ofertas.

Hay que tener en cuenta que es la mediana. Lo que no quiere decir que en todos los casos encontremos a 3 negocios compitiendo por el mismo contrato, en más de setecientos contratos hay muchas situaciones: licitaciones con muchas ofertas, y con solo una oferta.

Para hacernos a la idea, el Ayuntamiento de Madrid licitó un contrato para el que recibió 27 ofertas.

Ni la media ni la mediana nos acaban de dar una idea precisa de si el mercado está muy competido. 

Para hacer una aproximación más precisa utilizaremos otro cálculo: la moda estadística.

La moda estadística de un conjunto de datos, es el número que se repite más veces dentro del conjunto de datos.

En este caso, queremos saber qué es lo habitual, cual es el número de ofertas o negocios compitiendo que normalmente hay en la licitación de un contrato de jardinería.

El cálculo de la moda nos da uno. Por tanto, la cantidad de ofertas que se repite más veces es una oferta por contrato.

En términos absolutos: De los 747 contratos (incluidos los lotes) que se han licitado en los primeros cinco meses de 2022, en 182 solo hubo una oferta. 

En términos relativos: En el 24% de los contratos, solo hubo una oferta.

Este número nos permite hacernos a la idea de lo disputados, o accesibles (según se mire), que están los servicios de jardinería para ayuntamientos y otras administraciones públicas.

La mediana de baja, el porcentaje de descuento sobre el presupuesto base de licitación, que recibe la administración por cada contrato que licita es del 20%.

No obstante, en 257 contratos, un 34% del total, la baja ofertada fue menor del 10%.

Revisemos los precios de licitación. 

Existe un prejuicio sobre los precios: y es que la administración siempre pone precios que resultan imposibles de cumplir. Precios incluso por debajo del coste.

Precisamente en estos momentos, con continuas subidas de precios desde el verano de 2021 que afectan a unos sectores más que a otros, es importante comprobar qué está pasando con los precios.

Antes de valorar este dato hay que partir de la premisa de que cualquier negocio existe para ganar dinero. 

Si no se gana dinero ningún negocio sobrevive, crea empleo, o paga impuestos. Un negocio que no gana dinero no es bueno para su propietario, y tampoco lo es para la sociedad.

Podemos dar por sentado que cuando una licitación tiene un precio que no resulta adecuado, un precio demasiado ajustado o que incluso esté por debajo de costes, no habrá ningún negocio que presente oferta. 

Partiendo de esta premisa he comprobado el número de licitaciones que no han recibido ninguna oferta. Licitaciones con cero ofertas recibidas.

Y el resultado ha sido: 33 contratos sin oferta recibida.

De los 750 contratos de servicios de jardinería convocados por los ayuntamientos y otras administraciones públicas en los cinco primeros meses de 2022 tan solo 33 de ellos no recibieron oferta. 

En términos relativos: el equivalente a un 4% del total de los contratos no recibieron oferta. 

Es cierto que no podemos conocer las razones por las que esos contratos quedaron desiertos, sin recibir ofertas. Aunque el más probable es un precio inasumible por cualquier potencial licitador interesado en el contrato. 

Sobre estos casos hablé en el episodio 53: en el que contaba qué pasa cuando una licitación o un lote quedan desiertos.

Para acabar de conocer el mercado, y específicamente la oferta de servicios de jardinería para la administración en los cinco primeros meses de 2022, vamos a contar cuantas empresas y profesionales han resultado adjudicatarios de esos contratos.

Recordemos que tenemos, en números redondos, 750 contratos posibles, ¿cuántos negocios se están adjudicando todos estos contratos?: un total de 357 negocios.

Si ponemos este número en relación con la oferta, que está en su mayor parte promovida por los ayuntamientos y por tanto con mucha dispersión geográfica, parece un número sano y razonable.

Algunos números para hacernos a la idea de lo que esto supone:

  • 747 contratos divididos entre 357 negocios, nos da 2 contratos por negocio o contratista.
  • 357 contratistas en 50 provincias, nos da 7 contratistas de servicios de jardinería por provincia, frente a los 15 contratos por provincia.
  • 357 contratistas es el equivalente al 7% de todas las empresas que prestan servicios de jardinería en España.

Todos estos datos, completados con lo que nos resta de año, darían lugar a un análisis más profundo e interesante. Aunque de momento nos permiten reconocer una oportunidad de negocio, en un mercado muy repartido y no especialmente competido.

Si atendemos a lo que muestran los datos, facturar cien mil euros euros prestando servicios de jardinería a la administración es algo factible. Una forma de mejorar la facturación de cualquier negocio de jardinería de pequeño o mediano tamaño, con un cliente recurrente, de cobro asegurado, y que además da mucha visibilidad.

Curso gratis Primeros pasos para vender a la administración

Apúntate al curso gratuito por email y descubre el camino más corto para conseguir tus primeros contratos públicos en España.

"*" señala los campos obligatorios

Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacío