24. Vocabulario: Presupuesto Base de Licitación, Valor estimado del contrato.

Transcripción:

Resumen – 1 minuto de lectura.

El presupuesto base de licitación es el precio en base a partir del cual nosotros, como licitadores, presentaremos nuestra oferta. Es el precio de referencia o partida de un contrato.

El presupuesto base de licitación debe ser adecuado a los precios del mercado, y por ello, se calcula teniendo en cuenta los costes directos, indirectos, y de mano de obra.

El valor estimado del contrato es la cifra que resulta de sumar al presupuesto base de licitación sin IVA, las posibles prórrogas, o las modificaciones que se prevean al contrato.

Sirve para que el órgano de contratación determine el procedimiento de adjudicación que podrá o debera utilizar, a nosotros nos sirve para orientarnos sobre el total de facturación que podemos llegar a obtener con ese contrato.

Hasta aquí el resumen.

Estas palabras aparecen siempre en los anuncios de licitación, y aunque lo habitual es que los importes de presupuesto base de licitación y valor estimado del contrato sean coincidentes, cuando difieren nos confunden un poco.

Presupuesto Base de Licitación:

Es el límite máximo de gasto que puede comprometer el órgano de contratación para ese contrato.

Dicho de otra forma: es el dinero que reserva el órgano de contratación para ese contrato, y el precio de referencia o precio de partida del contrato.

El presupuesto base de licitación es el precio de referencia, el precio a partir del cual nosotros presentaremos una oferta, para la ejecución del contrato.

¿De donde sale este presupuesto base de licitación, cómo se calcula?

La Ley de Contratos del Sector Público  dice:

El artículo 100 de la ley dice que, para calcular el presupuesto base de licitación, el órgano de contratación debe cuidarse de que el presupuesto “…sea adecuado a los precios del mercado…”

El presupuesto se ha de desglosar, indicando los costes directos, los costes indirectos y, cuando haya mano de obra, detallando los costes de mano de obra calculados a partir del convenio laboral que sea de aplicación a la actividad en cuestión.

El presupuesto base de licitación debe incorporar el IVA.

Un ejemplo:

El contrato para el servicio de limpieza durante el curso escolar 2020-2021 de la escuela infantil, las pajaritas.

El cálculo de los costes directos se haría, calculando que 2 personas durante 4 horas al día tienen que estar haciendo las labores de limpieza. El precio-hora de esas personas encargadas de la limpieza sería el de el convenio colectivo que resulte de aplicación.

En los costes directos también incluiríamos los productos de limpieza y las herramientas o medios necesarios para llevar a cabo el trabajo.

En cuanto a los costes indirectos, el órgano de contratación podría informarse de qué costes son los habituales para este servicio, o mejor dicho, para este sector en concreto, ya que por costes indirectos podríamos entender lo que en el sector de la construcción son los gastos generales de empresa, pongamos que, para este caso, son un 13% sobre los costes directos.

Para que el presupuesto base de licitación sea adecuado a los precios de mercado, el órgano de contratación tendría que prever un porcentaje de beneficio industrial, que podríamos fijar en un 15% sobre los costes totales.

La suma de costes directos, costes indirectos y beneficio industrial, le añadimos el IVA y tenemos el presupuesto base de licitación del contrato.

Y si el contrato para el servicio de limpieza de la escuela infantil las pajaritas es para el periodo 2020-2022, es para dos años.

En ese caso el presupuesto base de licitación, sería el equivalente a prestar el servicio durante los dos años de duración prevista del contrato.

Por tanto:

● El presupuesto base de licitación es el precio de partida del contrato. Es el precio en base a partir del cual nosotros, como licitadores, presentaremos nuestra oferta.

● El importe establecido como presupuesto base de licitación es el dinero que el órgano de contratación ha reservado en su presupuesto para atender a las obligaciones del contrato.

● El presupuesto base de licitación no se improvisa, ya que, para su cálculo, el órgano de contratación debe tener en cuenta los costes directos, indirectos y de mano de obra.

El siguiente concepto o palabra: valor estimado del contrato.

El valor estimado el contrato es la cifra que resulta de sumar al presupuesto base de licitación, las posibles prórrogas, o las modificaciones.

Sigamos con el servicio de limpieza de la escuela infantil las pajaritas.

El servicio de limpieza de la escuela infantil las pajaritas para el curso 2020-2021 tiene un presupuesto base de licitación de 20.000€.

Bueno, pues, el valor estimado del contrato es, a priorí: 20.000€

Si en el Pliego de Cláusulas Administrativas de la licitación se ha previsto que pueda haber dos prórrogas al contrato.

Si así lo quiere podrá prórrogar el contrato durante dos años más a la empresa o profesional que resulte adjudicataria del contrato.

En este caso, el valor estimado del contrato, sería el equivalente a multiplicar el presupuesto base de licitación por los dos años posibles de prórroga del contrato.

Es decir, un total de 60.000€ de valor estimado del contrato.

Otro ejemplo.

El contrato de obras para reformar el edificio de las antiguas escuelas para convertirlo en consultorio médico en Albero Alto.

En un contrato de obra el presupuesto base de licitación se obtiene del presupuesto unido al proyecto que ha hecho un técnico competente, que puede ser un arquitecto o un aparejador también conocidos como ingenieros de edificación.

En estos casos lo habitual es que las cifras de presupuesto base de licitación y valor estimado del contrato sean iguales, que coincidan al céntimo.

El órgano de contratación podría prever un valor estimado del contrato mayor, para atender a posibles modificados o imprevistos que puedan surgir durante la ejecución de las obras, ya que no es extraño que una obra de construcción acabe costando y durando un poco más de lo previsto.

El caso es que si el presupuesto base de licitación para la obra es de 100.000€, el valor estimado del contrato podría justificada y razonablemente ser de 110.000€.

Aunque lo habitual es que las cifras de presupuesto base de licitación y valor estimado del contrato sean iguales.

El valor estimado del contrato es el resultado de sumar el presupuesto base de licitación sin IVA, las prórrogas previstas, si las hay, las posibles modidicaciones a que haya lugar, o cualquier otra opción que pueda surgir.

Esto es un formalismo que tiene interés y significado para el órgano de contratación.

Ya que este valor estimado es, una estimación de todo lo que puede llegar a costar o suponer un contrato, aunque no implica que la administración se tenga que gastar ese dinero.

Es tan solo una suma de las obligaciones que el órgano de contratación puede llegar a asumir por el contrato.

La cuestión es que, en el marco de un expediente de contratación, el valor estimado del contrato sirve para determinar el procedimiento de adjudicación que el órgano de contratación puede o debe utilizar para tramitar la adjudicación del contrato.

Lo empleo para saber de forma rápida y aproximada cuantos años de duración puede llegar a tener un contrato, o cuanta facturación potencial hay en un contrato.

Curso gratis Primeros pasos para vender a la administración

Apúntate al curso gratuito por email y descubre el camino más corto para conseguir tus primeros contratos públicos en España.

"*" señala los campos obligatorios

Consentimiento*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacío